Problemas del uso de las fuentes de energía

La energía procedente de las fuentes de energía no renovables es relativamente barata y fácil de extraer, ya que la tecnología requerida está muy desarrollada. Pero las reservas de combustibles fósiles son limitadas y a medida que se consumen es más difícil y más caro extraerlas.

  • Al ritmo actual de consumo energético, en pocas décadas los combustibles fósiles se agotarán o su extracción dejará de ser rentable económicamente. Además, el carbón y el petróleo son combustibles muy contaminantes, que contribuyen a la lluvia ácida.
  • Todos los combustibles fósiles producen dióxido de carbono, el principal gas causante del efecto invernadero.
  • Las reservas de uranio son relativamente abundantes y la energía nuclear tiene un impacto nulo en el efecto invernadero, pero los reactores nucleares de fisión producen residuos radiactivos de larga duración que hay que almacenar.

Fuentes de energía

Las fuentes de energía renovables tienen un impacto sobre el medio ambiente mucho menor que el de las fuentes no renovables, y su contribución al efecto invernadero es casi nula. Sus reservas son prácticamente ¡limitadas. Además, el desarrollo de la tecnología necesaria para su uso potencia el desarrollo tecnocientífico.

  • Sin embargo, la tecnología necesaria está poco desarrollada, aunque se han producido grandes avances en el uso de la energía solar y de la energía eólica.
  • La contribución de las fuentes de energía renovables al consumo total de energía es todavía muy reducida.

Fuentes de Energía para un futuro sostenible

La energía es necesaria para el desarrollo económico y para la mejora de la calidad de vida. Como consecuencia, el consumo energético crece continuamente en todos los países (al ritmo actual, el consumo energético mundial se duplicará en 35 años y se triplicará en 55). Pero la energía es cara y escasa.

El actual modelo de desarrollo económico, basado en el uso de fuentes energéticas no renovables, ha tenido un impacto ambiental negativo: contaminación atmosférica, lluvia ácida, efecto invernadero y almacenamiento de residuos radiactivos de larga duración.

Además, las reservas de combustibles fósiles son limitadas: al ritmo actual de consumo, el petróleo y el gas se agotarán en pocas décadas.

Un futuro sostenible requiere compatibilizar la demanda creciente de energía para el desarrollo económico y el progreso social con el cuidado del medio ambiente y con un consumo racional y responsable de la energía.

La sostenibilidad del desarrollo requiere:

  • Adoptar medidas de ahorro energético tanto colectivas como individuales.
  • Diversificar las fuentes de energía para potenciar el uso de energías renovables, menos contaminantes y prácticamente inagotables.
  • Cuidar el medio ambiente para disminuir el impacto negativo del consumo energético.

Te aconsejamos que mires los ejercicios resueltos de Física y Química pinchando en el enlace.

Deja un comentario